Juan Easton y El Retazo brillaron en Cuadro de Honor de Cautín

 

Juan Easton Hevia vivió una temporada de ensueño en el periodo 2018-2019 porque volvió al Campeonato Nacional de Rancagua tras 12 años de ausencia, por segunda oportunidad en caballos criados, y todo ello quedó reflejado en el Cuadro de Honor de la Asociación Cautín, donde figuró con los premios a Mejor Jinete Aficionado, Mejor Criadero, por El Retazo, Mejor Caballo, por Corazón Valiente, y Mejor Yegua, por Santa Marta.

Hace 12 años que no había podido llegar a Rancagua por distintos motivos, había llegado a los Clasificatorio en tres o cuatro oportunidades, pero sin llegar a Rancagua. Este año la cosa se dio de otra manera, es una temporada que mirada desde afuera, parece redonda, pero no fue tan así”, recordó el corralero en diálogo con CaballoyRodeo.cl.

Según relató, “partimos muy bien en el primer rodeo, tuvimos requisito y los caballos se vieron bien, pero la collera firme era  la de yeguas y el caballo que yo corro, el Corazón Valiente,es excelente, pero está en su primera temporada. Normalmente no los apuro, de hecho no los apuré, les di descansos entre los rodeos y si completábamos bien, si no, no”.

“Después se lesionó mi yegua y quedamos solo con esta collera. Gracias a Dios la completamos en diciembre, después le volvimos a dar descanso a los caballos hasta que llegamos a Pemuco”, apuntó para luego hablar sobre el momento en que alcanzó el premio para el Champion de Chile, en la Serie Mixta del Repechaje Centro Sur, donde acumuló 18 puntos junto a Felipe Valdés, con parciales de 7+8+11.

“Fue una situación emocionante, porque el huaso no más sabe lo que le significa para uno la clasificación a Rancagua, sobre todo en el caso mío. Me la jugué en el segundo toro e hicimos una carrera grande. Prácticamente estábamos premiados en dos toros y esa situación no me había pasado nunca. Quedé contentísimo, porque son caballos criados”, expresó.

También Juan Easton habló con respecto a su aparición en cuatro premios del Cuadro de Honor: “Es fantástico, una sensación distinta y especial para uno que es criador; mi primera yegua criolla nació en 1971, así que si calculamos, son 48 años. Caballos criados por mí han llegado a Rancagua acompañados de otro caballo, pero esta es segunda vez que llegamos a Rancagua en caballos del criadero y es un premio súper especial”, estimó.

“Es algo que motiva, porque criar es una cuestión compleja, es mucho más fácil comprar caballos y correr que criar caballos y ponerlos a nivel competitivo; los grandes criaderos tienen otro tipo de medios, pero para el resto del país es difícil, al menos para mí; no es tan fácil tener caballos competitivos y creo que este año van a salir como cuatro caballos más del criadero y desde ese punto de vista estoy muy contento”, declaró.

Además comentó que “siempre uno quiere tener una temporada buena, pero hay que tener claro que las cosas no se repiten por sí solas, hay que trabajar mucho y hacer sacrificios”.

“En esta temporada tenemos una collera mixta con requisito y ocho puntos, que no son los caballos con los que llegamos a Rancagua. A la collera en que llegamos a Rancagua probablemente le vamos a cambiar la yegua por un potro nuevo, de diez años, que no se ha corrido, mucho lo corrimos un rodeo, pero son situaciones que se están planteando a ver si resultan”, siguió.

“Me encantaría correr esos dos caballos juntos y la yegua correrla con otro potro del criadero que se ha demorado en salir pero está bastante bien, así que creo que al menos dos colleras del criadero vamos a tener para que si se nos dan las cosas, meternos, y tenemos esta otra mixta que espero que la podamos completar pronto”, expresó.

A su vez habló sobre su hija Josefina Easton, quien también apareció en el Cuadro de Honor de Cautín y que además compitió en la Final del Movimiento a la Rienda luego de ganar el Clasificatorio de Pemuco, donde él premió para Rancagua: “Estoy súper contento por todo sus logros, ella siempre anduvo conmigo, desde los siete años que salía y es fanática”.

Tuvo una actuación excelente, quizás la mejor de su vida en el Clasificatorio de Pemuco y eso también le da confianza, porque premió contra dos ex Campeonas de Chile y le ganó a una Campeona de Chile en un desempate, no es una cosa menor. Ahora tiene que seguir haciendo su carrera y foguéandose”.

“A mí me gustaría tener los mejores caballos para la Rienda, pero esto es un proceso, no es solo adquirir un caballo, ir y moverlo, hay que ir trabajando. Ella lleva 14 años trabajando, le costó mucho llegar a Racangua, había ganado clasificatorios, pero sin el puntaje; el año pasado llegó con dos caballos y este año con uno, en una situación más compleja, así que desde ese punto de vista, ella tiene que seguir trabajando, pero ahora su carrera es lo más importante”, finalizó.

 

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*